Le ofrecemos un servicio integral en neumáticos. ¡Contáctenos!

Le ofrecemos un servicio integral en neumáticos. ¡Contáctenos!

Neumáticos de invierno en verano ¿Qué pasa si los utilizo todo el año?

ruedas de verano

Puede que hayas pensado que usando los neumáticos de invierno en verano podrás ahorrar algo de dinero durante esos meses, pero realmente esta no es una práctica aconsejable, ya que existen varios motivos por los que no se debe usar neumáticos de invierno durante el resto del año.

Los neumáticos necesitan contar con un agarre óptimo al pavimento, siendo un componente que se encarga de la seguridad de nuestro vehículo. Si esta adherencia se pierde, existe un mayor riesgo de que el coche patine o pierda la trayectoria, dificultando el frenado y aumentando las probabilidades de accidentes.

Es por esto que en invierno los neumáticos que se utilizan son distintos a los que utilizamos el resto del año, pues las condiciones de la carretera también son distintas. No obstante, estos neumáticos han sido pensados para poder conducir de forma segura sobre la nieve o el hielo, por lo que lo ideal es montarlos sobre el mes de octubre y retirarlos cuando llega el mes de marzo, pues sus compuestos de caucho pueden sufrir daños cuando el termómetro marca más de 12°C.

Así, lo más aconsejable siempre es elegir los mejores neumáticos de verano o de invierno según la época del año en el que vayan a ser usados, garantizando así la mayor seguridad en la conducción.

¿Cuál es la diferencia de los neumáticos de invierno o de verano?

Existen varias diferencias claves entre los neumáticos de invierno y verano que te conviene conocer bien de antemano para poder distinguirlos correctamente.

Un factor determinante a la hora de distinguir entre neumáticos de verano o invierno es el compuesto de goma. Los neumáticos de invierno albergan un mayor contenido de goma natural para poder mantener su flexibilidad en las bajas temperaturas y permitir una mejor adherencia a la carretera. Por el contrario, los neumáticos de verano se endurecen muy rápido al entrar en contacto con temperaturas frías, por lo que no contienen tanto porcentaje de goma natural.

Otra característica por la que puedes diferenciar los neumáticos de invierno y verano es el testigo de los neumáticos. Los neumáticos de invierno tienen ranuras en los tacos de la banda de rodadura llamadas laminillas, las cuales sirven para eliminar el agua y así evitar el aquaplaning, proporcionando una adherencia perfecta al pavimento de la carretera.

Por último, la última característica que permite diferenciar ambos neumáticos es que los neumáticos de invierno suelen llevar en uno de los laterales del neumático un símbolo de copo de nieve dentro de una montaña, lo cual facilita reconocer mejor un neumático de invierno al mismo tiempo que indica que el neumático cumple con los criterios de seguridad establecidos para la conducción en épocas invernales. Conoce las diferencias de un neumático de invierno y neumático de nieve en este post.

Por qué no debes usar neumáticos de invierno en verano

Hay muchas motivos por las que no deberías usar tus neumáticos invierno en verano, pero aquí vamos a explicarte muy resumidamente las principales razones:

  • Los neumáticos de invierno son propensos a deteriorarse muy rápidamente con altas temperaturas. Al estar fabricados con compuesto de caucho especialmente diseñado para soportar temperaturas por debajo de los 7 °C, si se usan ruedas de invierno en verano eso hará que se desgasten mucho más rápido y sean ineficientes.
  • Usar neumáticos de invierno en verano dificulta el manejo del vehículo, asegurando problemas como el frenado, tomar las curvas o la aceleración. Esto se debe a que cuando el termómetro supera los 30°C,el caucho del neumático comienza a crear pequeñas bolas que afectan por completo al movimiento de la rueda al provocar falta de tracción.
  • Aunque pienses que usando los neumáticos de invierno todo el año te permitirá ahorrar dinero, lo cierto es que hacer uso de estos neumáticos en las condiciones climáticas inadecuadas sólo hará que gastes más. Al ofrecer una mayor resistencia a la rodadura, los neumáticos de invierno acaban reduciendo la velocidad máxima, lo que se traduce en un mayor gasto de combustible de tu vehículo.

Ventajas de los neumáticos de verano con altas temperaturas

Utilizar neumáticos de verano cuando las temperaturas comienzan a aumentar es la mejor solución para garantizar una conducción óptima y afianzar la seguridad al volante. 

Las ventajas de adquirir unos neumáticos de verano van desde lograr un mayor agarre a la carretera en climas cálidos, una mayor superficie de contacto gracias a su mayor anchura, hasta una mejor maniobrabilidad y control del vehículo, sobre todo a la hora de tomar curvas cerradas. 

Además, podrás adquirirlos a un precio mucho menor que los neumáticos de invierno, permitiéndote así dejar tus neumáticos de invierno para la próxima temporada y evitar que se deterioren.

neumaticos verano