Le ofrecemos un servicio integral en neumáticos. ¡Contáctenos!

Le ofrecemos un servicio integral en neumáticos. ¡Contáctenos!

Presión de Neumáticos

presión de eneumáticos

La presión de los neumáticos del coche es una de esas cosas que todo el mundo considera importante pero muy poca gente comprueba cada cierto tiempo.

Seguro que conoces todo tipo de personalidades sobre este punto: el que comprueba la presión con un par de patadas, el que no cambia los neumáticos nunca, el que las infla todos los días, y hasta el que calcula la presión a ojo.

Todas estas prácticas, por unas u otras razones, son perjudiciales para tus neumáticos, y pueden llegar a suponer una gran cantidad de problemas. En el mejor de los casos, solo supondrá un mayor gasto de gasolina y un desgaste más rápido de tus ruedas.

Sin embargo, también pueden llegar a provocar un accidente, así que conviene que siempre tengas en cuenta la presión de tus ruedas y que la compruebes cada poco para llevar tus neumáticos a punto cada vez que cojas el coche, especialmente en viajes largos o si le das un uso bastante frecuente.


¿Cuál es la presión de neumáticos adecuada?

Si preguntas a la gente, seguramente todos te dirán que la presión de un neumático es importante para conducir bien, pero ¿quién te sabe decir la presión adecuada para tus neumáticos? Seguramente nadie, o casi nadie.

Además, también debes saber que la presión puede afectar a la conducción en diferentes ambientes. Por ejemplo, quizás no te lo habías preguntado nunca, pero, cuando está lloviendo, ¿qué presión deben tener los neumáticos? 

La solución no consiste en recordar ninguna fórmula ni ninguna cifra. La presión media de los neumáticos suele oscilar en torno a los 2,5 bares, aunque, como siempre, cada marca y modelo tendrá sus especificaciones, que debes mirar.

Para saber, en tu caso en concreto, qué presión deben llevar los neumáticos de tu coche, tienes varias opciones. Normalmente, en alguna parte de tu coche (cerca de la puerta del conductor, en la tapa del combustible o en el manual del coche) tiene que haber una tabla de presión de neumáticos que te indica, en cada caso, cuántos bares debes aplicar a las cuatro ruedas, para tener una medida fiable y exacta.


Comprobar la presión de los neumáticos

Cada cuánto debes comprobar la presión de tus neumáticos

Aunque los coches más modernos ya vienen con algunos sistemas de medición automática de la presión, lo más común es que tengas que comprobar la presión manualmente.

Por ello, debes saber que los neumáticos pueden ir perdiendo presión por razones muy diferentes.

El exceso o la falta de uso pueden afectar a cómo de infladas estén tus ruedas. Así mismo, los cambios de temperatura exterior son otro de los factores que pueden afectar a la presión total del neumático, así que conviene revisarlos al menos una vez con cada cambio de estación, y especialmente cuando se dan temperaturas extremas no olvides utilizar neumáticos de verano.

Si notas, visualmente o al conducir, que tus neumáticos están desinflados, debes ir a comprobar la presión, porque esto puede disminuir su capacidad de agarre y puede ser peligroso. Además, si ves que una rueda está muy desinflada, puede haber sufrido algún pinchazo y deberías cambiar el neumático.

Por último, y respondiendo a la pregunta que se hace la mayor parte de la gente, deberías revisar la presión de los neumáticos cada poco tiempo. No hace falta que sea cada día, pero sí conviene hacerlo antes de viajes largos, en situaciones donde tengas que usar el coche cada poco, o si notas que la conducción está siendo afectada por alguna rueda que tenga menos presión.


Cómo comprobar la presión de tus neumáticos

Hay muchas formas de comprobar manualmente la presión de tus neumáticos.

Por un lado, puedes conseguir fácilmente un manómetro de presión de neumáticos, con el que podrás saber fácilmente, siguiendo las instrucciones, cuántos bares tiene cada una de las ruedas.

Los coches más modernos ya cuentan con un sensor de presión de neumáticos que te ahorra este trabajo y te avisa de cuándo debes inflar tus ruedas. En estos casos, suele haber un testigo de presión de neumáticos que parpadea si nota que a las ruedas les falta presión.
Lo mismo sucede con el chivato de presión de neumáticos, conocido en algunos casos como TPMS, con el que puedes saber fácilmente cuándo debes ir a aumentar la presión de los neumáticos de tu coche.